¿Quienes somos?

La Asociación Suyay nació en el año 2002 con el convencimiento de que otro mundo es posible. Desde entonces, y movida por la ESPERANZA, ha venido trabajando en distintos proyectos para lograr el deseo de conseguir un mundo más humano, solidario y fraterno.

Suyay parte de la premisa de que todas las personas tienen la misma dignidad,independientemente de su raza y condición, por ello desde la ONGD luchamos para que se reconozcan esos derechos y no se vean vulnerados ninguno de ellos.

Comprometida principalmente con la educación, la salud, la promoción de la mujer y la erradicación de la pobreza, Suyay inicia su trabajo en 2002 en Brasil con personas con discapacidad auditiva y en Perú en proyectos de desarrollo comunitario en la costa, en la sierra y en la selva. En Julio de 2007 inauguramos la Casa de Formación y Amistad Suyay en la Alameda del Norte, Puente Piedra, uno de los distritos más desfavorecidos de la provincia de Lima, centrando las actividades de la ONG en el país peruano.

Desde el año 2011, Suyay desarrolla sus actividades en el departamento de Loreto a través de proyectos de desarrollo comunitario en diferentes municipios, lo que ha permitido constatar la preocupación social tanto de instituciones públicas y privadas como de la sociedad civil en cuanto a la vulneración de derechos.

 

Visión

La visión de Suyay ONGD es un mundo libre de pobreza, donde son respetados los derechos de todas las personas, donde la justicia social impera por encima de los intereses particulares y la solidaridad y respeto a la dignidad de todas las personas sin distinción de raza, cultura o religión, es el móvil de nuestras acciones

Misión

Suyay ONGD existe con el fin de contribuir a generar cambios en la sociedad, fomentando una cultura de la solidaridad, la justicia y el compromiso ciudadano, que hagan posible que la educación y la salud sean derechos al alcance de todos, colaborando de este modo a la erradicación de la pobreza y desarrollo humano.

Metas y Objetivos de la ONGD

  • Contribuir a la transformación social, la erradicación de la pobreza en todas sus manifestaciones, con especial atención a las zonas y comunidades más desfavorecidas.
  • Promoción de la mujer; a través de la formación y el desarrollo de la persona para una mejor integración en la vida familiar, social y laboral.
  • Educación integral; prestando atención a todas las dimensiones de la personalidad y explotando el máximo de las posibilidades de las personas.
  • Atención primaria de salud; proporcionando asistencia sanitaria esencial basada en métodos y tecnologías prácticos, científicamente fundados y socialmente aceptables.
  • Creación de infraestructuras; para poder llevar a buen término todas nuestras actividades.
  • Sensibilización, educación y movilización; para la cooperación y el desarrollo.
  • Difusión y defensa de los derechos humano.